Tormenta en el corazón humano


En el mundo ocurren cosas buenas y malas,
pero dedicamos mucho más tiempo a comentar las malas.
La crítica se comió a la alabanza.

¿Por qué?