Motas de Oro





Sin saber cómo  ni porqué acabas comprendiendo que no importa,
en realidad, ni el cómo ni el porqué,
sólo importa lo indescriptible, lo pequeñito,
lo aparentemente poco importante, lo cotidiano,
el día a día, el contenido de esos minutos que pasan inadvertidos,
desapercibidos,
la rutina incluso..


Realmente son motas de oro,
Son lo que echarias de menos si no tuvieras más, aquí en el mundo.


No echarías sólo de menos los grandes acontecimientos,
ni las grandes aventuras,
ni todo lo espectacular que haya pasado en tu vida..


..el dia de mañana, cuando te atropelle el tiempo,
lo que echarás más de menos será lo que ahora tanto y tanto te sobra,
lo que ahora estás haciendo, lo que hicieras hace una hora ,
lo que harás de aquí a un rato, pequeñas cosas, sin importancia..


eso que tanto te aburre se está yendo,  
día a día sin saberlo.. se va y no volverá...


...que derroche de amor,
que derroche de sueños,
que derroche de alegría y felicidad,
que derroche de vida...


Porque cuando no tengamos vida para hacer cualquier cosa,
nos daremos cuenta de la importancia que tiene,
cualquier cosa que hagamos,
con tal de estar aquí..
con todos y todas las demás personas que nos importan.


Es muy muy difícil apreciarlo en el presente,
pero si lo consigues...es un auténtico regalo...
el más grande...
Y compartirlo en compañía de quienes amas,
es culminante...


Sentirse afortunado es muy fácil pero requiere abrir los ojos...
... a veces va bien la música,
te conecta con sentidos que viven ocultos en ti,
despeja las nubes del cielo del alma,
y permite que los rayos de Sol
vuelvan a darnos esa calidez que,
poco a poco, perdemos en el día a día.



No hay comentarios: