Mi espera diaria


Dulcemente pasa el tiempo...
como recogiendo flores, caminito de casa;
con el cálido Sol sobre mí y con la compañía del aire,
que lo mece todo, en un armónico vaivén...
dulcemente pasa el tiempo...
...y tú, por fin, estás llegando!
...adoro esperarte...
pero adoro, aún más, cuando al fin llegas...

6 comentarios:

Sonia. dijo...

y es que tienes mucha razon porque cuando la espera es larga el sabor de la bienvenida no deja de ser dulce =0)

saludos nena, que este super bien!

luciernagadeluz dijo...

Como late el corazón cuando al fin termina la espera. Precioso un beso grande

media luna dijo...

Dulcemente pasa el tiempo cuando se sabe que la espera llegará a culminarse.
Un placer llegar hasta aquí.

Abuela Ciber dijo...

Hermosos esos esperados reencuentros.

Deseo que se hagan parte de tu feliz vida.

Cariños

piruleta dijo...

esperar a ver salir el sol...
esperar a que madure la vida...
esperar, esperar...

Una de las cosas que aprendí de la vida fue a tener paz, paciencia y esperanza...

Y creo que así, se ven mejor los momentos dulces de la vida...

un abrazo de amistad
lluis

Tita la mas bonita dijo...

Tu blog es como besitos de algodón de azúcar para el alma! Lindisimos besitos de algodón de azúcar tiene cada palabra, cada texto, cada imagen.
felicitaciones!!!!