Desnudos sin el traje


No hace falta demostrar nada,
nada se queda oculto en un rincón de nuestro corazón.
Todo, en un momento u otro, es sabido...
Por el camino que todos acabaremos pasando,
por muy sembrado de confusión que esté,
la verdad acabará floreciendo,
nítida como un cristal,
casi palpable.

Nada quedará oculto en ti,
la verdad lo desvelará.
Nunca es tarde,
nuestras palabras siempre serán escuchadas.
Nuestras acciones siempre serán vistas.

Actuar por la aprobación de los demás,
reconforta el orgullo,
actuar por amor,
reconforta el corazón,
y el equilibrio entre pensamiento, palabra y acción,
reconforta el alma.

Desnudos sin el traje, todos somos iguales.

5 comentarios:

roxana dijo...

Ni desnudos somos iguales! No escuchamos, no decimos la verdad por miedo, no nos atrevemos a entregarnos al amor, cada vez se vive mas en la era del vacio y la incomunicacion, y tal vez muchas cosas nos llevemos a la tumba sino cambiamos nuestro universo interno y externo.
Pesimista? tal vez, ya no creo muchas cosas! sera la edad? puede ser!
Un abrazo!

laindefensiónaprendida dijo...

Más aislamiento que tener amigos virtuales... no sé yo. Pero, en fín, un mínimo de intercambio sí que existe.
Un beso.

le8al dijo...

La cuestión es que a la hora de la verdad, muy poquito importarán esas motitas de polvo que ahora parecen montañas, sin todos esos miedos, preocupaciones, traumas,culpabilidades, aprendizajes pendientes y demás...todos somos iguales. Y mientras, pues intentar no darle muchas vueltas a lo que tambalee nuestra tranquilidad,por lo menos intentarlo, y detectar los tiempos felices porque pasan sin darnos cuenta y al pasar el tiempo lo vemos, vemos que no lo supimos ver a tiempo para disfrutarlos, de ahí la frase: "cualquier tiempo pasado siempre fue mejor", aprovecha para sentirte afortunad@ hoy, pese a cualquier circunstancia.

No es la edad, Roxana, es falta de alegría, pero la alegría es así, se va y vuelve a venir...

Indefensión he conocido personas que tenían muchísimos amigos, y se sentían más solos que la una, el sentimiento de soledad nada tiene que ver con estar solo, el aislamiento voluntario es enriquecedor espiritualmente, necesitamos ser sociables para el aprendizaje evolutivo, el intercambio también es muy enriquecedor, creo que intuitivamente, todos hacemos lo que es mejor para cada uno de nosotros mismos, y para nuestro aprendizaje karmico, solo lo creo, no tengo manera de probarlo ;) Milbesos!

Karina dijo...

Es verdad que sociabilizar nos hace bien. Promover el encuentro nos enriquece de igual modo.
Un placer como siempre pasar por acá y llevarse una esperanza para empezar mi día.
Gracias!! :)

Conde dijo...

hay muchas cosas que escapan a la razón.