Qué és la realidad...

La Tierra no gira según nuestro estado de ánimo.
El Sol no sale cuando queremos que llegue un nuevo día.
La noche baja el telón y nos obliga a abandonar el espectáculo.
La imposición y el control son,
como pequeñas motas de polvo que se posan sobre la superfície,
yerma presencia que cada cual inventa el resultado...
Cuántas veces crucé el puente hacia una vida diferente,
más llena, más próspera,más feliz, más real...
Pero la vida no entiende de perspectivas,son engaños de nuestra mente.
A un lado del río, tan sólo te aguarda la otra orilla,
diferente en cuánto a escenarios pero igual en cuánto a esencia.
Algo tiene el entorno que nos invade con la sensación de cambio,
¿cambio real?... la palabra "real" es grande y compleja,
nunca acabé de saber con exactitud su significado.
¿Es real lo que la mayoría entiende como tal?
¿Es real el cambio que experimentamos en el entorno?
Cuántas veces ví,con mis mismos ojos,
los mismos lugares, de forma diferente...
La realidad que entiendo como tal es la que,
en contadas ocasiones,me otorgan esos pequeños despertares,
momentos en los que te das cuenta de cosas,
cosas que quizás siempre estuvieron ahí,
cosas que de repente ves,
y lo cambian todo,
como cuando cruzas un puente,
y desde la otra orilla,contemplas la orilla que dejastes atrás...
la misma orilla,diferente perspectiva...
El mundo siempre es maravilloso,pero no siempre podemos darnos cuenta...

10 comentarios:

beker dijo...

Hay que estar atentos a esos pequeños momentos, porque son la esencia de la vida, besos

piruleta dijo...

como tú bien dices querida amiga, la vida es maravillosa pero a veces no nos damos cuenta...
o no caemos en lo cierto de la grandeza de la vida...
la vida es bella... aunque a veces,,,,

Un abnrazo fuerte querida amiga
lluis

Abuela Ciber dijo...

Creo que la vida misma nos va enseñando, si la sabemos escuchar,los sonidos que mas nos convienen,

Y segun el estado de ánimo damos valor a las cosas.

Ser perfectos tal vez lleve muchas vidas más...

Cariños

Wuwei dijo...

Muy interesante todo lo que has escrito.
En último extremo creo que nunca podremos llegar a "saber" lo que es la Realidad. Somos esa misma Realidad. El ojo no puede verse a sí mismo.
"Sólo sé que no sé nada" dijo el filósofo. Aunque al final, en esencia, nada se puede saber, ese no-saber constituye el alma de todo conocimiento verdadero.

Todo cambia y depende de causas y condiciones. La misma cosa vista desde un ángulo diferente muestra otra cara; y no sólo eso: la misma cosa vista siempre desde el mismo ángulo también va cambiando. Nada hay inmóvil en este mundo.

Escribo sentado en una mesita, con la ventana abierta que da al jardín. Los árboles (los mismos árboles de todos los días) están echando los primeros brotes. La caricia de la primavera los hace despertar. Hace poco sus ramas estaban dormidas a la espera...

Pero hay algo más. "Algo" sostiene a las cosas en su eterna danza de cambios. "Algo" sin nombre. "El Tao que se puede nombrar no es el verdadero Tao".
Nadie puede ver el rostro de Dios.
Existe Algo vacío para los sentidos y el entendimiento. Caer en la cuenta de Eso y permitir que la Luz que despide ilumine el universo entero, es echar el ancla en la Realidad. En este punto la pregunta sobra. ¿Para qué crear divisiones entre el uno y lo que se da? Sujeto y objeto son categorías creadas por la mente.

Un niño juega absorto en el jardín.
Pasa volando un pájaro en el cielo.
Suenan las teclas del ordenador.

Besos.

estherpino dijo...

Hermosas reflexiones, invitaciones a valorar y amar lo que tenemos. En eso consiste la felicidad (relativa ciertamente), que podemos conseguir en esta vida.
Un abrazo.

añil dijo...

El mundo es maravilloso y, cada día, la vida nos sorpende situándonos en una orilla diferente. Nosotros sólo tenemos que disfrutar de las vistas.

Besitos

yiokun dijo...

vengo a tu lugar, gracias por andar por los míos...

buena reflexión, la orilla de enfrente, siempre será la orilla de enfrente... pero, ESTA orilla siempre será esta orilla...

¿qué es la realidad? pregúntale al Tao...

saludos!!

MARI dijo...

Hola!!! te deje un premio pasa a buscarlo por mi blog!!! Besos

MARTÍN RINCÓN HOEFKEN dijo...

La felicidad es sentirse (y darse cuenta) que estás vivo. Por eso hay que valorar las cosas que tenemos (sean muchas o pocas) y hacer algo... Hacer... Sólo haciendo se es feliz.

Alma Mateos Taborda dijo...

Bello blog y reflexiones que nos invitar a pensar en las pequeñas grande cosas de la vida. Felicitaciones!! Volveré seguido, vale la pena!! Besdos