Cuando el cuerpo duerme...



¿Quién no ha tenido alguna vez un sueño,
que le ha dejado un extraña sensación?
Me refirero a sueños raros,
que llegan a despertar nuestra curiosidad,
lugares imposibles de visitar,
anhelos difíciles de cumplir,
barreras superadas por nuestro inconsciente,
tonterías para otros, verdaderos logros para uno,
por ejemplo:
-cantar delante de amigos, y hacerlo muy bien, cuando nunca lo hemos hecho por timidez.
(me quedé maravillada al despertar y recordar mi voz...)
-Nadar hacía la montaña de Montserrat.
(a parte de que no sé nadar, geograficamente es imposible,
el mar está a unos 40km. aprox.)

-Contemplar una preciosa lluvia de estrellas, constante, en un cielo donde aparecían dos lunas y un planeta de un color teja amarillento, de grandes dimensiones.
(es uno de los recuerdos más bellos que he sentido soñando)

-Estar con un grupo de gente en el que uno a uno iban "muriendo" y sospechábamos
que el asesino era uno de nosotros; tras un apagón muy breve de luz,
uno de nosotros aparecía sin vida, sin heridas, como si fuera una muerte súbita
y antes de que esto ocurriera, el próximo en irse, lo intuía, avisando al resto.
Lo que parecía una especie de pesadilla, acabó siendo una especie de chiste o broma cósmica,
lo digo porque cuando me tocó a mi, lo entendí; cuando sentí que iba a ser la próxima, lo dije,
y todos me miraban con una mezcla de terror y deseo de protegerme para que no desapareciera, en una fracción de segundo, a la vez que desaparecía del sueño, desperté,
entonces comprendí que quienes habían estado "muriendo"
habían ido despertando de ese sueño,
recuerdo, al despertar, que me entristecí un poquito
por no poder avisarles de que no tenían de qué temer,
pero cada cual lo acabaría descubriendo...
(no conocía a ninguna de esas personas,
pero en el sueño sentía que sí)

-Estar caminando por el interior de una gruta con varias personas
y ninguna de ellas sabía lo que hacíamos allí,
tan sólo la persona que nos guiaba sabía el porqué,
y nos decía que pronto lo sabríamos, que era muy importante que estuviéramos ahí,
que muchas personas nos necesitaban, recuerdo que daba un poco de miedo,
era como el interior de una cueva, con muy poca luz, con muchos recobecos...
yo tenía tantas preguntas... recuerdo, que antes de despertarme mi pareja,
(que era la única persona conocida)
en un tono entre desacuerdo y sobreprotección, me dijo:
"te van ha hacer la vida imposible en la cantera"...
Es apasionante ese mundo onírico al que diariamente damos cita...

1 comentario:

Delia Regina dijo...

También creo que ese mundo es apasionante, al despertar me gusta recordar y analizar mis sueños, no siempre llego a conclusiones muy claras sobre su sentido, pero otras veces me ayuda a conocerme mejor.
Linda entrada.
Un beso.