EL GENIO Y LA LAMPARA


El genio liberado de su lámpara le pregunta al pescador:
-Pide tres deseos y yo te los daré. ¿Cuál es tu primer deseo?
Tras meditarlo un rato, dice el pescador:
- Me gustaría que me hicieses lo bastante inteligente como para hacer
una elección perfecta de los otros dos deseos.
-Hecho- dijo el genio-. Y ahora ¿cuáles son tus otros dos deseos?
 El pescador meditó de nuevo durante un momento, y contestó:
-Gracias. No tengo más deseos.

CUENTO SUFÍ

5 comentarios:

Noris Marcia dijo...

Si tenemos la inteligencia...para que desear mas deseos? la inteligencia es la cima de todo lo deseado. Me encanto.
Saludos,

Tracy dijo...

Veramente inteligente ¿para qué más?

Gemma dijo...

qué bueno! me encantó leerlo, gracias! un abrazo!

Karina dijo...

Me encantó!!!!!!!!!
un abrazo :)

Carlos Gamissans dijo...

No cabe duda de que la sabiduría no es cosa de magia. Buena historia.

Saludos de parte de un amante de las letras.