A salvo



No hay sensación más dulce que la de sentirse a salvo.
A consecuencia del cansancio anímico y físico,
del ritmo acelerado de la vida,
todos necesitamos que alguna vez,
alguien cuide de nosotros,
aunque sea por un momento,
para recobrar el aliento,
para recobrar la esperanza y la fuerza...


4 comentarios:

Tracy dijo...

Cada cual tiene sus guardianes particulares.

Karina dijo...

ay que lindo!!!
si, si como dice Tracy en su comentario, todos tenemos nuestros guardianes...
Saberse a salvo y acompañada por ellos...me pone mejor.

Carmen dijo...

Bello poema. Agradable sensación de seguridad, tal como el marino siente por un puerto.
Saludos

Tita la mas bonita dijo...

Un Besito Marino!