Corazón libre



¿Qué impulsó al ángel preferido de Dios,
a convertirse en el ángel caído?
Tan lleno de amor como estaba,
¿cómo pudo corromperse hasta tal extremo?
Dicen que fue por la decisión de Dios de crear la raza humana,
dicen que maldijo a Dios utilizándonos para hacerle daño,
dicen que se propuso tentarnos y disuadirnos para separarnos de Él,
dicen que su propósito siempre fue HACERLE daño a través de nosotros,
yo siempre me pregunto, ¿cuánto quedará de ángel en el ángel caído?
¿Realmente se perdió su luz?¿Qué queda en él de lo que un día fue?
La maldad es odio, el odio dolor, el dolor se cura con amor...
A veces pienso que tuvo que sufrir muchisimo,
para acabar convirtiéndose en quién es,
y ese dolor se corrompió convirtiéndose en odio,
y ese odio engendró maldad,
Nadie le desea nada bueno al angel caído,
y me temo que eso aún alimenta más su maldad,
todos le temen o le odian y eso alimenta más su maldad,
no le subestimo, sé que es capaz de cosas horribles,
pero, ¿tan a oscuras está...?
Creo que su punto débil es el amor,
¿pero quien podría sentir alguna compasión hacía él?
Lo de sus súbditos no es amor,
es afinidad hacia la maldad, miedo o sumisión ante su poder.
Los humanos somos tan imperfectos...
continuamente miramos alrededor,
buscando exactamente lo que tenemos en nuestro interior,
y saberlo no te libra de no poder adquirirlo,
creemos que nuestra mente es más poderosa
que nuestro corazón,
y erramos,
creemos que nuestro corazón es pura debilidad,
y erramos de nuevo,
pues en el corazón es donde reunimos la mayor sabiduría
y la mayor fuerza,
y lo dudamos...
La mente es tan persuasiva...
que la creemos,
y si, erramos...
El miedo está en la mente,
la rabia está en la mente,
el odio está en la mente,
el rencor, la envidia,el egoísmo,la soberbia...
todo está en la mente,
y aún así, le hacemos caso,
pues lo creemos necesario en según que ocasiones,
¿para que?
Creemos que para defendernos.
Pero, ¿quien está capacitado para discernir,
entre el daño causado al orgullo o al corazón?
El daño causado al orgullo no requiere defensa,
pues el orgullo no es algo bello a lo que aferrarnos.
El daño al corazón no requiere defensa,
pues nada puede devolvernos la alegría arrebatada,
sólo el tiempo y ante el tiempo no hay defensa,
pero un corazón roto se cura,
hay miles de casos reales,
la alegría tarde o temprano vuelve,
la ilusión tarde o temprano se vislumbra en el horizonte,
el amor siempre está presente,
aunque la tristeza nos lo vuelva invisible,
un corazón roto requiere volver a salir al mundo más que nunca,
si la mente lo encierra con llave,
el tiempo no podrá sanarlo,
la alegría no podrá traspasar sus muros,
la ilusión será observada a través de la ventana
de su carcel de cristal,
Un corazón nunca saldrá de esa cárcel si la mente no le deja,
es un gigante humilde que jamás luchará contra ella,
sabe de su grandeza y aguarda,
sabe que la mente enloquecería si mostrara todo su poder ante ella,
y un corazón nunca daña, nunca, nunca...
antes prefiere sumirse en la infelicidad...
mientras sueña con ser libre,
se alimenta de las historias que la mente le explica,
imaginándose que ocurriría si fuera libre,
¡cuanto amor derramaría sin importarle quedarse seco!
Y sueña con algún día,
que la mente le traiga a alguien, alguien especial,
que a través de la cárcel de cristal le sonriera
y le pidiera a la mente las llaves de su puerta,
y pudiera salir, y pudieran reir,
sin miedo, a ser feliz, a ser corazón...

2 comentarios:

Montxu dijo...

Sin Hombre ó Mujer, sin ser Humano no hay Dios.



Agur un saludo.

Gemma dijo...

Qué bonito, esperanzador, me ha encantado, sobre todo el final. Gracias por compartir. Un saludo!