El Sol y su sombra de color

Una historia es todo aquello que recuerda la mente,
de lo que el corazón sintió.
Sólo hay historias reales, recordadas, o no,
la imaginación no dista mucho de la visiones,
o proyecciones mentales...
y si no se puede estar seguro de que algo sea verdad,
quedan dos puertas abiertas, la de creer y la de no creer,
y cada cual es libre...

6 comentarios:

Delia Regina dijo...

La mente nos lleva siempre al pasado o al futuro, mejor será que lo decida el corazón.
Un abrazo.

Sonia. dijo...

una vez lei que no hay nada que te engañe mas que el recuerdo.

puede que a veces con el paso del tiempo las cosas pierdan su detalle genuino, pero como tu bien lo dices, el tener fe o no en eso es decision que hay que tomar cuando sientas que extrañas algo...supongo.


un abrazo nena.




pd.


queria comentarte que estoy buscando algo y no se si puedas ayudarme a encontrar, si tienes oportunidad pasate por mi blog, ;)
Gracias!

Abuela Ciber dijo...

Pienso que uno reuerda más lo positivo, tal vez para no ser dañados de por vida.

Pero es bueno darle suaves aromas a jazmin a lo que fué.

Cariños deseandote un hermoso presente y futuro.!!!!!

KUBAN dijo...

Poco sabemos del poder de una creencia. Gracias por tan bellas palabras repletas de razón. Un abrazo. Volveré.

Ixtlapale dijo...

me quedo con creer.
Me gustó la entrada
:D

Olga i Carles dijo...

Hola!
Todo es posible...
La energía sigue al pensamiento.
Todo lo que el hombre piensa, se hace realidad llegado el momento.
Estemos atentos a lo que pensamos!!!