Inseguridad ciudadana


Hemos sufrido un atraco en la familia. No ha sido el primero. Ojalá sea el último.
A las seis de la mañana, a la salida del metro, un martes...
Empujón por la espalda,caída, barón de 57 años...ya en el suelo, extracción de propiedad privada.
Ingreso en la UCI,intervención quirúrjica en el brazo,reconstrucción del hueso con placas y tornillos.Total movilidad en un futuro de la articulación:dudosa.
Del miedo que se queda en adelante, en el cuerpo, no hay prescipción médica.
Frase de las autoridades: "es el pan nuestro de cada día".
En cuánto al agresor, la propia descripción, sólo te sirve para que te tachen de racista,por ser lo que más te haya llamado la atención de su aspecto. Debate muy extenso.
De pequeña tenía un pollito al que quería mucho, y un gato pelirrojo se lo comió delante de mí...desde entonces, los gatos de ese color me recuerdan el dolor que sentí,el trauma palpita,aunque la intensidad haya menguado(ese gato sólo quería comer),pero palpita cuando veo un gato pelirrojo...
La aversión nace,más allá de lo políticamente correcto o la falsa moral.
No todos somos iguales,pero la experiencia personal,te hace desconfiar de lo que te hizo daño en su día. ¿Justos por pecadores? No soy nadie para juzgar lo que piensen los demás,si es injusto o es justo, no lo sé, sólo puedo decir lo que yo pienso:"Líbranos de quien no tenga nada que perder con sus actos, por no temer,por darle igual todo,por ser como un animal que se sienta con derecho a hacer daño a otros,para subsistir..."
Hoy le han dado el alta.

5 comentarios:

Raziel dijo...

Es la primera vez que paso por su blog. Me parecen muy buenas las reflexiones que hace. Espero que este bien, y le deseo un buen fin de semana. =)

Un Saludo.

Antonio Castellón dijo...

Hola, Leal.
Siento mucho lo que ha pasado, y espero que vaya mejorando.
En cuanto a tu reflexión, totalmente de acuerdo contigo. No sé de qué color era el agresor, pero me lo imagino. Parece que no se puede hablar, porque en seguida te tachan de racista o xenófobo, pero la realidad que a uno le toca vivir no entiende de etiquetas ni de correcciones políticas.
Los que tan fácilmente hablan de "igualdad" y bla, bla, bla, se ve que no han pasado por lo mismo.

Te apoyo absolutamente en tu queja. Un abrazo, amiga.

beker dijo...

Muy desagradable todo lo que cuentas y lo malo es eso, que pagan justo por pecador. No se cuál es la solución, pèro si reclamo al derecho a vivir en libertad sin tener que ir mirando siempre atrás, un abrazo y que todo mejore

piruleta dijo...

Buenas noches le8al, espero que estés más tranquila... Tienes razón con tu exposición del caso.
Es lamentable que haya gente que hace el mal sin ningún tipo de problema, porque saben perfectamente que no les pasa nada... Y tú lo dices claro, Que Dios nos libre de este tipo de personas...
Que Dios os bendiga, y sigue siendo feliz...
Un beso, cuídate
Lluis

yiokun dijo...

qué mal... qué mal... la violencia es una muestra de nuestra imbecilidad como raza humana, se supone que nuestra razón se use en vez de la fuerza...

en fin, nos queda tanto por aprender... si es que algún día lo hacemos...

espero que cure bien.

saludos