Cartas del Cielo

DIOS DIJO:

Lo que sucede contigo es que piensas que algo sucede contigo. Esta es una trampa que construyes y luego caes en ella. Hecha una mirada a lo que está bien contigo y mira como te sientes. Si te sientes desalentado es que estás alentando el desaliento. Tú eres el promotor de esto. Puedes dar testimonio al valor que tiene el pensamiento positivo, sin embargo te golpeas a ti mismo. No te dés ni siquiera un golpe. Se tu propio portavoz hacia tí mismo. Tú eres a quien debes disuadir de pensar en forma negativa, pues has brillado en ello cuando de ti se trata.

En el pasado se te mostraron ciertas debilidades. Puede ser que las voces exteriores hayan parado de indicártelas, pero tú continúas con la letanía, revisando a diario cada posible falta.

Amados niños, miren que tan lejos han llegado. Comiencen a mirarse a si mismos con ojos llenos de amor. Dejen al pasado atrás. Puede ser que hayan recibido información falsa en primera instancia. No tienen que aceptarla por más tiempo. Cuéntate a ti mismo nuevos cuentos para dormir. Cuenta todo lo bueno en ti y multiplícalo por mil. Mis amados, no es una falta, repito, no es un defecto el ser un ser humano. Tu no eres un fracaso. Tú eres una de Mis grandes historias de éxito. Tú te elevaste de la circunstancia y ahora has sobrepasado a la circunstancia.

¿Qué si es que realmente eres un éxito? ¿Qué te dirías entonces a ti mismo? No es humilde que te menosprecies como lo haces. Te has vuelto esclavo de pensamientos crueles acerca de ti mismo y ahora te vas a liberar.

Nunca te llames de nuevo torpe o estúpido o nada. Revélate a ti mismo. Utiliza un vocabulario diferente. ¿Cuántas cosas bellas vas a decir de ti mismo hoy? Tienes mucho de que felicitarte, y sugiero que comiences. Véndete a ti mismo. Comienza a contarte historias más verdaderas.

¿Qué hiciste hoy de lo que mereces darte crédito? Para empezar te levantaste. Saliste de tu cama y comenzaste tu día. Manejastes a través del tráfico. Llegaste al trabajo a tiempo. Pasaste todo el día allí. Representaste bien a tu empleador o representaste bien a tu propio negocio. Diste todo lo que tenías que dar. Y luego manejaste a casa de vuelta. Paraste en una tienda para comprar un par de cosas. Le dijiste un par de cosas bonitas al vendedor. Llegaste a casa. Hiciste un buen número de cosas hoy , y debes felicitarte por ello. Yo te felicito por ello. Date una idea de cómo salvaste el día. Por lo menos llegaste al fin del día sano y salvo. ¿Estás aún aquí, no es cierto?

No empiezas a conocer ni siquiera toda la luz que has añadido al día de hoy. Hoy caminaste por el mundo, y dejaste tus huellas en algún lugar, y alguien está caminando sobre ellas ahora. Sigan Mis pasos, amados míos. Bendice a la tierra a diestra y siniestra por tu sola presencia. Tú eres un huésped en el mundo y tienes bendiciones que dar. Y ahora primero bendícete a ti mismo. Aliéntate a ti mismo. Corriste una buena carrera hoy y yo te aliento. Hagan como yo hago, mis amados. Hagan como yo hago.

Gloria Wendroff, Godwriter

Más Cartas del Cielo...

Cartas del cielo (II) y Cartas del cielo (III)

7 comentarios:

la_gaviota dijo...

lindo escrito, que nos deja pensar un abrazo, uun placer leerte

incal dijo...

Escuchar a Dios es tan necesario como hablar con él.
es decir que es tan necesario hablar consigo mismo como aprender a escucharse.

Saludos desde Montevideo. Luis

Ixtlapale dijo...

y como siempre he dicho, a veces uno se olvida de lo valiosas que son las cosas. Hay mucho que dar y nunca debemos desistir.

Saludos. Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Saber encontrar ese camino...que transitandolo podemos vivenciar nuestro diario pasar por este mundo.
Saber que nuestros pensamientos se pueden convertir a veces....en piedras que entorpecen nuestro transitar.
Saber que aunque seamos positivos.....esa forma de vida no nos aparte de las realidades del mundo.

Fue grato leerte.

Cariños

Acuarius dijo...

:)

Marina dijo...

Solo darte las gracias, pues encontrar estas letras hoy me hicieron mucho bien, gracias por compartir, un abrazo.

ANITA dijo...

GRACIA DIOS POR TODO LO HERMOSO DE LA VIDA QUE ME HAS DADO, GRACIAS POR DEMOSTRARME LO MUCHO QUE VALGO Y LO MUCHO QUE TENGO CON EL SOLO ECHO DE ESTAR VIVA Y RODEADA DE LAS PERSONAS QUE TANTO AMO Y HACIENDO LAS COSAS QUE ME GUSTAN GRACIAS DIOS MIL GRACIAS