El principito




"A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: "¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?". Pero en cambio preguntan: "¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?".
Solamente con estos detalles creen conocerle. Si les decimos a las personas mayores: "He visto una casa preciosa de ladrillo rosa, con geranios en las ventanas y palomas en el tejado", jamás llegarán a imaginarse cómo es esa casa. Es preciso decirles: "He visto una casa que vale cien mil francos!".(...)

http://www.ieepo.gob.mx/ninos/cuentos_02b.htm

3 comentarios:

Normis dijo...

Totalmente de acuerdo ....que lastima que miremos tan poco con los ojos de niños o con los ojos del corazon ...
un abrazo

piruleta dijo...

Creo recordar que fue hace algunos años, cuando un señor mayor buscaba el Espíritu de la Navidad, y no lo encontraba por ningún lado y otro señor le dijo:
Solo verás la Navidad, si miras con ojos de niño...

un besito y gracias
lluis

Un cura dijo...

Fantástica entrada. Me ha encantado tu blog. Seguiré pasando por aquí si me lo permites. Un saludo.