Darse cuenta


Pequeños despertares nos acompañan a lo largo de la vida,

momentos en los que los ojos del alma, se abren,

colmándolo todo de intensa comprensión,

la certeza se adueña de nuestra mente colocando una bandera,

y el viento desatado por el discernimiento, la ondea alegremente.

Hay un antes y un después en cada despertar,

la percepción de las cosas, cambia como un giro de 360º,

ampliando el campo de visión, se multiplican los detalles,

las cosas no son lo que parecían!

Y la solución a cualquier inquietud, aflora...

como un jardín en primavera,

llenándolo todo de luz, color,y un maravilloso aroma.

7 comentarios:

beker dijo...

No todo es lo que parece, ayer la duda, hoy la convicción, y lo que ayer parecía tan difícil, tan imposible de superar hoy sólo se ve como un mal sueño... un abrazo

estherpino dijo...

A veces abres los ojos a un nuevo día y una luz especial, un discernimiento nuevo, te aclara las dudas y encaras las cosas con una determinacion de la que no te creías capaz.
Otras, en cambio, todo sigue tan confuso como la noche anterior.
Así somos... llenos de contrastes, impredecibles.
Aún así, seguimos vivos y eso es un regalo maravilloso por el que hay que dar gracias a Dios.
Un abrazo.

le8al dijo...

Así es, Beker,Esther, con que comprensión me arropáis...

Wuwei dijo...

Una brisa fresca en una mañana de verano lo puede cambiar todo. Olor a romero. Un instante, ni dentro ni fuera del tiempo. Ahí está Eso, y Eso es todo.

Me encantó tu sitio.

Un saludo.

Antonio Castellón dijo...

Ese es el buen alimento de que se nutre nuestra conciencia. Vivimos gracias a esos despertares. Y, como bien dices, el mundo se transforma bajo su luz. Lo normal es andar dormido, pero a veces vienen estos golpes de viento que nos despiertan y ensanchan nuestro espíritu.

Preciosa música has puesto aquí, gracias.

Un saludo, Leal.

Abuelo Cascarrabias dijo...

Ante todo agradecerte el interés mostrado en tu visita a mi recién estrenado blog, estoy de acuerdo en lo que comentas de la voluntad, cierto que es elemento indispensable para el entendimiento. En cuanto a esta primera lectura que he podido hacer de tu blog, me veo en la obligación de decirte cuan bella prosa es la que utilizas, a la par de lograr plasmar hasta el más pequeño sentir (pequeño como detalle, no como nimio). Solo hay algo que no me encaja, dices "giro de 360º", si efectuamos un giro radical, que creo es lo que intentas transmitir, deberia ser por ejemplo un giro de 180º. Si se realiza un giro de 360º seguimos viendo el mismo panorama. De todas formas, estoy seguro de que no se trata de una errata, sinó de un significado por ti otorgado que particularmente no alcanzo a comprender. Me brindarás la solución a esta disyuntiva?

Saludos.

le8al dijo...

Abuelo Cascarrabias: quería dar el sentido de un giro completo, por la amplia percepción de los matices que adquieres con él. Cierto es que partiendo de un punto y volviendo a él, dependiendo de la velocidad de éste,no podrían apreciarse los matices, omití ese importante detalle,que estaba latente en mi pensamiento pero no expresé:un giro con la suficiente suavidad como para apreciar el entorno.
Gracias por tu observación, y bienvenido a mi rinconcito ;)