Saciar mi necesidad




No existen suficientes regalos para poder saciar mi sed de regalar,

mi hambre de recibir está bastante colmada,

pues me alimenta la gratitud que le proceso a la vida,

Podría parecer que es porque lo tengo todo,

Y así es,

tengo todo cuánto necesito,

¿cómo no iba a procesar gratitud?

¿cómo no iba a necesitar regalar?

tengo todo cuánto necesito,

y al recibir un poquito más,

lo estoy deseando regalar!

7 comentarios:

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

No se puede dar lo que no se tiene y se ve que vos tenes mucho para dar , un besote y es muy lindo tener para dar nos seguimos leyendo

maria magdalena dijo...

Dicen, que el secreto de las bendicones estar en el saber dar, ¡qué linda tu actitud !

piruleta dijo...

Querida amiga, un placer entrar en tu casa, recibirme y encontrarame a gusto. Gracias por seguir mi blog y gracias por todo.
Cuando pienso en el dar y regalar, pienso en el lema que tiene la ciudad de la alegría:
TODO LO QUE NO SE DA SE PIERDE...
Es cierto, hay tantas cosas que nos las quedamos para nosotros y no las sabemos ofrecer que al final se pierden...
Cuanta verdad dices con todos tus escritos,
ha sido muy bonito leerte...
Gracias por recibirme y un abrazo siempre de paz cercana.
Lluis

beker dijo...

Bonito gesto, el valor de los regalos se mide por la intención; la generosidad por la disposición, y tu tiendes la mano... un abrazo

Wuwei dijo...

Intentar atrapar cualquier cosa y apropiarte de ella es miopía. La realidad carece de asas.
Con las manos abiertas el universo entero puede pasar a través de ti; así lo puedes compartir.

:O)))

Te regalo un abrazo.

le8al dijo...

Gracias Wuwei!
acabas de demostrarme que todavia es posible llenarse más, me pongo tu abrazo ahora mismito!
:P

Wuwei dijo...

Oh, vaya :o)
¿Qué tal te queda puesto?

Espero que muy bien. :oPP